Volver a los detalles del artículo Abandono del deporte de jóvenes talentos por inadecuada administración y gestión


Abandono del deporte de jóvenes talentos por inadecuada administración y gestión

Abandonment of the sport of young talents due to inadequate administration and management

Abandono do esporte de jovens talentos devido à inadequada administração e gerenciamento

 

Lic. Mercy Alexandra La Torre Sánchez*

alexa180708@yahoo.es

Lic. Santamaría Pérez Noboa**

kehda1070@yahoo.es

 

*Experta en Dirección y Gestión Deportiva

Departamento de Educación continua de la

Universidad de Cuenca (Ecuador)

**Especialista en Alto Rendimiento Deportivo

Universidad de Castilla la Mancha (España)

 

Recepción: 16/03/2018 - Aceptación: 09/10/2018

1ª Revisión: 06/10/2018 - 2ª Revisión: 07/10/2018

 

Resumen

    En el presente artículo se pretende establecer un estudio sobre el abandono de la práctica deportiva y la incidencia de una gestión deportiva inadecuada. Para ello se consideran los diferentes factores que intervienen en el mismo. La metodología utilizada fue el análisis documental, el razonamiento y la deducción. Al final se plantean algunas conclusiones preliminares, basado en investigaciones de carácter empírico relacionados con la actuación de una deficiente gestión en el deporte como un causal de abandono. En el proceso deportivo actual, el conjunto de actores que conforman el equipo multidisciplinario juega un papel importante en la obtención del éxito deportivo. Sin embargo, un aspecto clave y muy poco analizado es la influencia de la labor del gerente deportivo; persona encargada de realizar todas las acciones necesarias para que los deportistas logren desarrollar su tarea específica durante la competición y enfocarse en alcanzar los resultados esperados en la misma.

    Palabras clave: Abandono del deporte. Administración deportiva. Excelencia deportiva. Equipo multidisciplinario. Rendimiento deportivo.

 

Abstract

    In the present article we intend to establish a study on the abandonment of sports practice and the incidence of inadequate sports management. For this, the different factors that intervene in it are considered. The methodology used was the documentary analysis, the reasoning and the deduction. At the end, some preliminary conclusions are presented, based on empirical research related to the performance of poor management in sport as a cause of abandonment. In the current sports process, the set of actors that make up the multidisciplinary team plays an important role in obtaining sporting success. However, a key aspect and very little analyzed is the influence of the work of the sports manager; person in charge of performing all the necessary actions so that the athletes achieve their specific task during the competition and focus on achieving the expected results in it.

    Keywords: Abandonment of sport. Sports administration. Sports excellence. Multidisciplinary team. Sports performance.

 

Resumo

    No presente artigo pretendemos estabelecer um estudo sobre o abandono da prática esportiva e a incidência de manejo esportivo inadequado. Para isso, os diferentes fatores que intervêm nele são considerados. A metodologia utilizada foi a análise documental, o raciocínio e a dedução. Ao final, são apresentadas algumas conclusões preliminares, baseadas em pesquisas empíricas relacionadas ao desempenho da má gestão no esporte como causa de abandono. No atual processo esportivo, o conjunto de atores que compõem a equipe multidisciplinar desempenha um papel importante na obtenção do sucesso esportivo. No entanto, um aspecto fundamental e muito pouco analisado é a influência do trabalho do gerente esportivo; responsável por realizar todas as ações necessárias para que os atletas cumpram sua tarefa específica durante a competição e se concentrem em alcançar os resultados esperados.

    Unitermos: Abandono do esporte. Administração esportiva. Excelência esportiva. Equipe multidisciplinar. Desempenho esportivo.

 

Lecturas: Educación Física y Deportes, Vol. 23, Núm. 245, Oct. (2018)


 

Introducción

 

    Para alcanzar la excelencia deportiva existen diversos componentes dentro del proceso de entrenamiento que influyen en la consecución del mismo. Dichos componentes van desde una apropiada planificación, pasando por la ejecución y el control por parte del entrenador, así como la intervención de todo un equipo multidisciplinario como son el psicólogo deportivo, nutricionista, médico deportivo, preparador físico. A esto debemos sumar la aparición de un elemento que cada vez toma más importancia en la obtención de los resultados, el Administrador o Gestor Deportivo.

 

    Como consecuencia de esto, el inicio en la práctica deportiva se lo hace desde edades muy tempranas, sometiendo al practicante a un proceso muy exigente que, en el transcurrir del tiempo y junto a otros factores ocasiona en el joven deportista la aparición de la idea de abandonar los entrenamientos y con ello las competiciones sin haber llegado aún a su máximo nivel de rendimiento. Entre estos factores podemos citar la falta de motivación para seguir en la práctica; escasos o nulos resultados deportivos; pérdida de interés en la competición; estancamiento en la mejora del rendimiento, poca atención a sus necesidades deportivas; falta de reconocimiento a sus logros alcanzados, etc.

 

    En nuestro recorrido por los diferentes países de Sudamérica acompañando al equipo nacional de Kárate Do, observamos una marcada propensión en el proceso de organización de la preparación de los deportistas partiendo desde el orden técnico y ascendiendo por el aspecto financiero y logístico; hemos notado sin embargo, existe un elemento que muchas veces pasa en el completo anonimato y que desempeña un papel preponderante al momento de alcanzar o no un resultado deportivo; nos referimos al administrador o gestor deportivo, el cual, lamentablemente no es considerado como un componente dentro del proceso; más aún, de este depende que todo el trabajo realizado sea un éxito o un fracaso, pues debe garantizar que las condiciones de entrenamiento como de competencia sean las más favorables para el óptimo rendimiento del atleta.

 

    De no ser así, es aquí donde se presenta una nueva causa de abandono del deporte, sobre todo en los jóvenes talentos, que al sentirse desatendidos e incomprendidos por la dirigencia suelen bajar su rendimiento deportivo, y al no alcanzar los resultados deseados aparece la frustración seguido del abandono del deporte.

 

    El presente artículo tiene como objetivo realizar un estudio sobre la importancia del papel que desempeña el Gerente Deportivo y su influencia en el entorno que genera alrededor de los deportistas y que pudiera devenir en el abandono de la práctica deportiva por una inadecuada ejecución de su función.

 

Funciones que desempeñan el entrenador deportivo y el gerente deportivo

 

    Es indiscutible, en la época actual para la consecución de los resultados deseados, desde un evento nacional hasta la obtención de la clasificación a los Juegos Olímpicos, intervienen dos aspectos fundamentales como son, el proceso del entrenamiento deportivo (con todos sus componentes) a cargo del entrenador y una excelente administración y gestión deportiva sea cual fuere el deporte, cuya responsabilidad recae en el dirigente deportivo, teniendo muy en cuenta el efecto que este cause en el atleta sea positivo, reflejado en los resultados alcanzados; o negativo en el caso de no lograr los mismos. Para esto debemos tener muy claro hasta donde llega la responsabilidad de las funciones cada uno, tanto del entrenador como del dirigente.

 

    En palabras de Paredes (2018), el proceso de entrenamiento se considera como actividad de alta complejidad que engloba diversos niveles donde se involucran la condición física o morfológica de los deportistas, requiere que se apliquen leyes, principios y reglas específicas, determinados en función de los objetivos que se perseguían a corto, mediano y largo plazo.

 

    Echavarría Urdaneta (2008), conceptualiza que el entrenador deportivo, "Es el técnico, el maestro, el pedagogo que dirige todo el proceso de preparación y competencias de los deportistas, estructurando su actividad pedagógica de proyección o construcción, organizativa y comunicativa."

 

    Y entre las funciones del entrenador deportivo Gómez (2008) manifiesta que las funciones metodológicas que garantizan la calidad en la organización y orientación del proceso de preparación deportiva son:

  • Diagnosticar

  • Seleccionar

  • Organizar

  • Planificar

  • Dirigir

  • Evaluar.

    Siguiendo este criterio está muy claro que la función del entrenador deportivo es la preparación del atleta orientada y dedicada exclusivamente al máximo desarrollo de sus capacidades y habilidades físicas, para alcanzar un alto logro competitivo.

 

    Veamos ahora qué papel desarrolla en este aspecto el proceso de dirección de la Administración y Gestión del Deporte.

 

    García Hernández (2008) menciona que la gestión deportiva debe estar identificada con el enfoque gerencial que reconoce y utiliza el valor más importante de la organización, el recurso humano y el conocimiento que el hombre aporta a la organización. Permite aprovechar los conocimientos adquiridos por las organizaciones dando la posibilidad no solo de usarlo adecuadamente, sino de protegerlos e incrementarlos.

Según la Escuela de Gerencia Deportiva (2012) de la Universidad de San Marcos (Lima, Perú), en su asignatura de Administración deportiva, la conceptualiza de la siguiente manera: “La Administración Deportiva es una especialidad de las ciencias administrativas, que se encarga del proceso de planear, organizar, dirigir, y controlar y de utilizar la totalidad de los recursos organizacionales para alcanzar las metas establecidas”.

 

    Según Lázaro Muñoz (2015). La dirección es la acción e influencia interpersonal del administrador para lograr que sus subordinados obtengan los objetivos encomendados mediante la toma de decisiones, la motivación, comunicación y coordinación de esfuerzos. Otro componente de la administración es la Dirección, que nos muestra cómo debemos actuar mediante situaciones inciertas dando una mejor solución a lo que se acontece, tomar decisiones seguras y motivando a todos los que forman parte de la organización para un mejor desempeño en las labores diarias. En el deporte lo que se busca es lograr una buena gestión para producir un mejor producto deportivo.

 

    Es importante entonces determinar las características determinantes para que un gerente deportivo cumpla a cabalidad este cometido. En palabras de Barrios (2018), con respecto a la visión de los actores en esta categoría, se detecta que para ejercer funciones gerenciales en las organizaciones del deporte, su perfil debe tener como condición una acumulada experiencia en este sector, al igual que conocimientos del deporte a gerenciar, a fin de tener una clara perspectiva de sus necesidades y poder anticiparse a los constantes cambios que se producen en la esfera nacional e internacional. De igual modo, se aspira que el candidato sea profesional universitario y que a su vez posea herramientas gerenciales para maniobrar con propiedad los procesos administrativos; habilidades de liderazgo para influenciar y coordinar esfuerzos con proyección a futuro; y mística deportiva para alcanzar altos niveles competitivos. Adicionalmente, es deseable que un gerente debiera de antemano haber practicado algún deporte; tener relaciones con las federaciones y demás estamentos del deporte; conocer las leyes ecuatorianas, en especial la Ley del Deporte; y poseer ciertos conocimientos sobre marketing deportivo.

 

    Los gerentes y dirigentes deportivos deben poseer un conocimiento y un pensamiento sistémico del interculturalismo en el deporte, no sólo para iniciar preparaciones adaptadas a las realidades internacionales en sus entrenadores y atletas para eventos internacionales, sino también para que ellos mismos puedan representar al país con una sensibilidad más adecuada a un ambiente internacional. Además, y tal vez más importante todavía, este pensamiento puede servir para una mejor y más adecuada evaluación de la propia situación: si uno sólo piensa en su propio país, puede caer en la trampa chauvinista; puede pensar que el propio país es el mundo, e ignorar los esfuerzos y resultados iguales o mejores de otros países. Esto se experimenta fácilmente en el mundo internacional, pero se puede anticipar, y por ende corregir.

 

    Sin embargo, no es suficiente con tener la infraestructura, el recurso humano y económico sino también la capacidad de dirigir todo aquello, como lo plantean Carranza et al. (2015). Se ha podido constatar que el deporte no solo requiere una buena instalación, sino la aplicación de nuevas técnicas y métodos entorno a la gestión de la instalación, ya que el conjunto de factores que intervienen están inmersos en otros sistemas sociales, políticos, educativos, y económicos que son amplios y con características distintas, pero que seguirán relacionados a la práctica deportiva.

 

    Entre las funciones que desempeña un gerente deportivo también tenemos que destacar aquellas cualidades morales inherentes; como lo manifiesta Chávez (2014), "La responsabilidad de un gerente deportivo lo obliga a desarrollar de forma ética y justa su trabajo, cooperar transparentemente con el entrenador, en la medida que pueda, por el bien común del equipo".

 

    Bajo esta perspectiva podríamos mencionar una serie de principios de la gestión ética, que propone Amaya (2014).

 

Los principios de la gestión ética

  1. Respeto a la dignidad humana así como a su entorno.

  2. Confianza, transparencia y legalidad en nuestras actuaciones.

  3. No debe haber violencia, ya sea física, mental, profesional o sexual.

  4. Amistad mutua y juego limpio.

  5. El interés general prevalece sobre el interés particular.

  6. Prioridad a los intereses del deporte por encima de los intereses personales.

  7. Prioridad a los intereses y a la salud de los deportistas por encima de intereses políticos o económicos.

    Analizando la descripción de ambas funciones ya tenemos bien definido el papel que desempeña cada una de ellas y el importante aporte que conlleva al logro y la satisfacción de alcanzar las metas deseadas, tanto por el entrenador como el joven talento.

 

    Una vez aclarado y comprendido los conceptos, los autores del presente artículo indagamos sobre las causas que provocan el abandono deportivo tanto en deportistas no organizados, como en aquellos que llevan la práctica deportiva a un nivel de alta competitividad.

 

Causas que inciden en el abandono de la práctica deportiva

 

    Numerosas investigaciones se han realizado para determinar las causales del abandono de la práctica deportiva en los jóvenes deportistas obteniéndose interesantes resultados que se han llevado al análisis y determinar conclusiones interesantes al respecto.

 

    Weiss (2013), expresa que en algunas situaciones, los niños y los adolescentes pueden abandonar momentáneamente la modalidad pudiendo retomar el mismo deporte o comenzar a practicar otros; esto es debido a que los jóvenes presentan necesidades que precisan ser entendidas y, en el momento que éstos no están satisfechos, hay una tendencia al abandono (“dropout”).

 

    Weinberg y Gould (2007) concretan el “burnout” en tres dimensiones, la primera es el agotamiento, tanto físico como emocional, en donde los niveles de energía, interés y confianza son bajos, al igual que el concepto que los sujetos tienen de sí mismos. Como segunda dimensión es el sentimiento de una baja realización personal, baja autoestima, sentimientos de ineficacia y depresión, a menudo acompañados de bajo rendimiento. Por último, la tercera dimensión es la despersonalización y devaluación, en parte atribuible al agotamiento físico y mental.

 

    En las investigaciones realizadas por los autores del presente trabajo pudimos detectar que una causa importante del abandono de la práctica deportiva es la falta de atención por parte de los dirigentes de turno y el cumplimiento de las ofertas y promesas realizadas a los deportistas, lo que provoca un sinsabor y una decepción personal por la falta de seriedad de las persona encargadas de la gestión del deporte.

 

    Encontramos aquí el importante papel que desempeña el gerente deportivo ya que de su gestión responsable depende mucho el rendimiento óptimo del atleta. En los últimos años, y de acuerdo con las investigaciones realizadas por el colectivo de autores, sé ha podido detectar una causa común de abandono de la práctica deportiva en la mayoría de los atletas jóvenes en varios deportes; nos referimos a una inadecuada gestión del deporte por parte de los dirigentes, quiénes no cumplen a cabalidad con las obligaciones a ellos encomendadas.

 

    La nadadora guatemalteca Gisela Morales (2013), dirigiéndose a los administradores deportivos manifestó: “Entiendo la gran labor que tienen en sus manos, ¿pero lo entienden ustedes? ¿Están conscientes que tienen parte de la educación del país en sus manos? Saben ustedes que cada vez que hay un delincuente más en las calles es porque hay un atleta menos, un atleta que ustedes perdieron”.

 

Metodología

 

    La metodología utilizada en la presente investigación es de tipo cuantitativo-cualitativo por medio de un diseño descriptivo e interpretativo tipo encuesta. De este modo nos acercaremos al problema de investigación desde una perspectiva complementaria y obtener una visión más real de la cuestión.

 

    El instrumento utilizado para su ejecución es una batería de sentencias y frases estructuradas y elaboradas por los autores del presente artículo como una técnica directa e interactiva de recolección de datos y la realización de un análisis descriptivo.

 

    Se realizó una encuesta a 20 jóvenes de diversos deportes en donde se plantean las posibles causas que motivaran el abandono de la práctica deportiva; de ellos 12 son varones y 8 mujeres entre 14 y 18 años pertenecientes a una institución federativa del deporte localizada en la serranía ecuatoriana, con amplia trayectoria competitiva y algunos de ellos con logros deportivos internacionales. Posterior al análisis de la encuesta realizamos una entrevista basada en dicho análisis, para determinar el orden de importancia en la toma de decisiones al abandonar la práctica deportiva.

 

    El procedimiento realizado consistió en la presentación de la encuesta a los deportistas y se procedió a explicarles punto por punto las sentencias elaboradas de manera que se aclaren cualquier inquietud de ellos al momento de responder.

 

Resultados

 

    Una vez recolectada la información se procedió al análisis de la misma sobre los 20 deportistas seleccionados, entre ellos 12 varones y 8 mujeres.

 

Gráfico 1. Total de deportistas encuestados

 

    Las edades variaron entre los 18 y 14 años. Se eligieron estas edades pues resultaron ser, según nuestro sondeo previo la etapa en que los deportistas empiezan a tener dudas sobre su continuidad en el deporte. De este grupo etario 10 tenían 18 años; 6 eran de 16 años y 4 deportistas tenían 14 años.

 

Gráfico 2. Promedio de edad de los deportistas encuestados

 

    Se observó que el 63% de los encuestados manifestó que habían abandonado la práctica deportiva porque no se sentían apoyados por el dirigente; el 21% manifestó que se había retirado por que sentían no haber alcanzado su máximo nivel de competición y el 16% de ellos expresaron que su retiro se debía a desacuerdos con el entrenador.

 

Gráfico 3. Causas de abandono en el deporte

 

Comentario sobre la interpretación de los resultados

 

    Realizada la encuesta con una selección de cinco planteamientos que abarcan varios tópicos relacionados a la vida deportiva del atleta, llegamos a la conclusión que entre las posibles causantes del abandono de la práctica deportiva en nuestro medio, nos arroja el siguiente resultado:

  • El dirigente no cubre las necesidades básicas durante los desplazamientos a competencia. Es decir, hidratación, atención médica o fisiátrica, comodidad durante los desplazamientos. La alimentación, el hospedaje y la transportación son de muy baja calidad. Provocando descontento entre los deportistas; disminución de la concentración; descanso inadecuado durante la noche, y por lo tanto un rendimiento por debajo del nivel de preparación realizada.

  • El gerente deportivo no atiende las peticiones de los atletas o las deja de lado. En este aspecto los encuestados nos manifestaron que por lo general el gerente deportivo suele acompañarlos a la llegada del hotel y luego él se hospeda en otro sitio, por lo general de mejor calidad y no se aparece sino por momentos en los sitios de competencia.

  • El dirigente no reconoce el esfuerzo ni los logros alcanzados. Los encuestados nos manifestaron que, al alcanzar logros deportivos, se sienten desplazados y no reconocidos por el dirigente; no existen estímulos ni felicitaciones.

  • No alcanzaron el nivel competitivo esperado. Los deportistas manifestaron que a pesar de haber entrenado a conciencia y de haber enfrentado sus competiciones con entereza, sintieron no haber alcanzado su máximo.

  • Desacuerdos con el entrenador. Una parte de los encuestados expresaron que tenían escasa afinidad con el entrenador o no compartían su filosofía de trabajo, lo que influía rotundamente en el proceso de entrenamiento y obtención de logros deportivos.

Discusión

 

    La labor del gerente deportivo dentro del proceso del entrenamiento tiene que ver con el aseguramiento de los recursos necesarios para la preparación del atleta, dejándolo libre de tensiones, para que este se entregue por completo a su preparación. Coincidimos con la cita que hace Vargas (2012) el deportista debe conocer por qué y para qué entrena”.

 

    Para Rodríguez (2014), “El desempeño del deportista es una de las dependientes de las labores de un gestor deportivo; debe de haber una correcta instrucción para convertir al atleta en un sujeto destacado”; afirmamos diciendo que la actuación, gestión e intervención del administrador deportivo, debe estar a la altura y calidad del trabajo que realiza el deportista.

 

    El grupo de autores de esta investigación sostiene que la función del administrador deportivo es tan importante como la labor del equipo multidisciplinario, puesto que de este también dependen los resultados que obtenga el atleta.

 

Conclusión

 

    Si bien es cierto que una adecuada planificación, una correcta puesta en marcha de lo planificado y un estricto control de lo programado, aumentan las posibilidades del éxito competitivo; no es menos cierto que una administración y gerencia deportiva de calidad es el complemento y parte fundamental de todo este proceso y engranaje para que el deportista joven se sienta seguro, confiado y en óptimas condiciones para un total desarrollo competitivo.

 

    El papel del gerente deportivo está en velar y proporcionar planificadamente cada aspecto que esté involucrado con lo logístico, debiendo ser este de gran calidad, sin escatimar recursos ni esfuerzos; estar siempre al lado de los atletas y del personal técnico para atender de manera inmediata cualquier situación que pueda presentarse.

 

    Los jóvenes deportistas son muy sensibles a este respecto, y al sentirse desprotegidos y ver frustrados sus esfuerzos suelen tomar la decisión de abandonar los entrenamientos, la competición y llevar ese sin sabor de que el deporte es ingrato.

 

    Entonces podemos decir que, en definitiva, el papel que desempeña un excelente gerente deportivo será igual de determinante al momento de la búsqueda por obtener altos logros deportivos.

 

Referencias

 

    Amaya, A. H. (2014) Comportamiento Deportivo. Ciclismo Internacional, Recuperado el 27 de febrero del 2017 de: http://www.ciclismointernacional.com/comportamiento-deportivo-2/

 

    Barrios, S. A. G. (2018). La cultura gerencial en relación a la conducción efectiva de las organizaciones del deporte profesional: el caso de Venezuela. INNOVA Research Journal3(2), 60-70.

 

    Carranza, I. R., Rodríguez, R. E. M., Sánchez, V. M., Sánchez, R. M., & Gurrola, O. C. (2015). La gestión efectiva de instalaciones deportivas públicas: diseño de un instrumento. Revista Iberoamericana de psicología del ejercicio y el deporte10(2), 285-291.

 

    Chaves, J. (2014). El Gerente Deportivo. Al Día, Recuperado el 27 de Febrero del 2017 de: http://www.aldia.cr/columnistas-johnny_chaves/Johnny_Chaves-El_gerente_deportivo_0_439156110.html

 

    Escuela de Gerencia Deportiva (2012). Curso de Administración Deportiva I. Perú: Universidad de San Marcos Lima. pp. 4.

 

    García Hernández, T.R. (2008). La gestión deportiva contemporánea en Cuba. PODIUM - Revista de Ciencia y Tecnología en la Cultura Física, [S.l.], v. 3, n. 4, p. 176-184, dec. ISSN 1996-2452. Disponible en: http://podium.upr.edu.cu/index.php/podium/article/view/159

 

    Gómez, A. O. (2008) Documentos Metodológicos; Planes de entrenamientos de los deportes con pelota del CNAR, ciclo 2007 – 2008. México: CNAR.

 

    Hechavarría Urdaneta, C.M. (2008). Lo que todo entrenador deportivo o director técnico debe saber hacer. La Habana: Editorial Deportes.

 

    Morales, G. (2013). ¿Los atletas al servicio de los dirigentes o los dirigentes al servicio de los atletas? Recuperado el 27 de Febrero del 2017 de: https://giselamoralesgt.wordpress.com/2013/10/21/los-atletas-al-servicio-de-los-dirigentes-o-los-dirigentes-al-servicio-de-los-atletas/

 

    Paredes, B (2018). http://repositorio.uta.edu.ec/bitstream/123456789/28334/1/1803037967%20CRISTIAN%20BOLIVAR%20PAREDES%20GAVILANES.pdf

 

    Rodríguez, A, (2014). Labores de un gestor deportivo, ¿Cuáles son? Recuperado el 09 de marzo del 2017 de: http://www.utel.edu.mx/blog/menu-profesional/division-de-extension-academica/labores-de-un-gestor-deportivo/

 

    Vargas, C, (2012). El entrenamiento deportivo. Recuperado el 09 de marzo del 2017 de: http://entrenamientodeportivouno.blogspot.com.

 

    Weis, G. F. (2013). Orientación de meta ego y tarea de los atletas y entrenadores y su relación con los motivos de abandono del deporte federado: caso del sur de Brasil. Universidad de Las Palmas de la Gran Canaria.

 

    Weinberg, R. S., y Gould, D. (2007). Foundations of sport and exercise psychology (4th ed.). Champaign, IL: Human Kinetics.


Lecturas: Educación Física y Deportes, Vol. 23, Núm. 245, Oct. (2018)

Utilizamos cookies para ofrecer la mejor experiencia, navegando en esta web aceptas su uso. OK