Gilmar Mascarenhas de Jesus en el Barrio de La Boca, mayo de 2005

Tras las huellas de Gilmar

La noticia conmueve, golpea, lastima, indigna. Murió Gilmar Mascarenhas de Jesus. En Río de Janeiro, su ciudad, la que tanto había recorrido tangible y simbólicamente. Atropellado por un autobús, mientras pedaleaba en bicicleta hacia una tarea profesional.

Fue un innovador, un pionero en el campo de la Geografía del Deporte por esta región del mundo.  Un actor esencial que animó este enorme terreno de los Estudios Sociales del Deporte que impulsaron grandes transformaciones conceptuales para entender y para intervenir en la realidad desde perspectivas críticas,  diversas y expertas. Investigó tanto la realidad local  como global, sus huellas marcaron hasta la distancia desde donde llegan los mensajes de dolor: el planeta casi entero.

Veo la foto de Gilmar en Buenos Aires, más o menos para esta época, hace catorce años, con el fondo del barrio de La Boca. Lo recuerdo en su sonrisa, su gestos, su mirada, su palabra. Un legado enorme que vamos a atesorar.

Tulio GutermanDirector - Junio de 2019

Publicado: 2019-06-17

Artículos de Investigación

Innovación y Experiencias