Vol. 27 Núm. 295 (2022)

¿Por qué atrae tanto un Mundial de Fútbol?

¿Por qué atrae tanto un Mundial de Fútbol?
Su reglamento se originó hace casi 160 años y se expandió por todo el planeta, produciendo una simbiosis con las tradiciones de cada región, haciéndonos imaginar que en cada lugar siempre se jugó al fútbol. De esta manera, y en relativo poco tiempo, ha constituido un lenguaje universal, del cual y sobre todo durante los campeonatos mundiales, el mundo entero es partícipe. Tiene sus propias reglas y códigos, muchas veces en relación y en otras contradictorias con los que nos manejamos a diario y en donde se hacen presentes la ética, la épica, el arte y la ciencia. Coexisten en su interior lo calculado y la incertidumbre, lo evidente y lo impredecible, la esperanza y el pesimismo, el orgullo y la vergüenza, el drama y la fiesta.
La aplicación del reglamento siempre deja un margen para la duda, que la introducción de la tecnología no puede resolver, lo cual abre el terreno para opiniones, debates, discusiones y cuestionamientos. En ese escenario, festejamos los triunfos y lamentamos las derrotas, sabiendo que tarde o temprano habrá revancha y responsabilizamos a la mala suerte y a los maleficios. Y aunque pocas veces ocurre, el pobre le puede ganar al rico, el marginal y periférico al consagrado, y en esas circunstancias se producen emociones incomparables, alegrías intensas, legítimas e inolvidables.
Así, el fútbol afirma identidades en un mundo globalizado. Las personas se abrazan a su bandera, a sus colores, en muchos casos, casi con exclusividad cuando juega la selección del país con el que cada quien se sienta identificado. Se trata de un encuentro, que a nivel simbólico estimula una intensa ilusión que expresa las diferencias, y al mismo tiempo las semejanzas.
Tulio Guterman, Director, Diciembre de 2022

Publicado: 2022-12-02

 

Videos

Artículos de Investigación

Innovación y Experiencias

Comunicaciones Breves