Volver a los detalles del artículo El profesor de la iniciación deportiva y la evaluación de su desempeño


El profesor en la iniciación deportiva y la evaluación de su desempeño

The professor in sports initiation and the evaluation of his performance

O professor de iniciação esportiva e a avaliação de seu desempenho

 

MSc. Heriberto Rodríguez Verdura*

Dr.C. Denis Lara Caveda**

MSc. Celeris Elianis Rodríguez Soriano***

denis@uniss.edu.cu

 

*Profesor Auxiliar

**Profesor Titular

***Profesora Asistente

Facultad de Cultura Física

Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”

(Cuba)

 

Recepción: 25/12/2017 - Aceptación: 10/01/2018

1ª Revisión: 06/01/2018 - 2ª Revisión: 06/01/2018

Resumen

    El artículo que aquí se presenta, pretende reflexionar acerca del tratamiento que se le ha venido dando a la iniciación deportiva en Cuba y específicamente al profesor encargado de la misma. Se abordan las limitaciones teóricas de este proceso pedagógico en nuestro contexto y la necesidad establecer un modelo de desempeño para este docente de manera tal, que queden diferenciadas sus funciones de las del entrenador deportivo y de las del profesor de educación física.

    Palabras clave: Profesor. Iniciación deportiva. Evaluación de desempeño.

 

Abstract

    The article that here is presented, he/she seeks to meditate about the treatment that has been come giving to the sport initiation in Cuba and specifically to the professor in charge of the same one. The theoretical limitations of this pedagogic process are approached in our context and the necessity to establish an acting model for this educational in a such way that their functions are differentiated of those of the sport trainer and of those of the professor of physical education.

    Keywords: Professor. Sport initiation. Acting evaluation.

 

Resumo

    O artigo apresentado aqui, pretende refletir sobre o tratamento que foi dado à iniciação esportiva em Cuba e, especificamente, ao professor a cargo disso, as limitações teóricas deste processo pedagógico. São abordadas em nosso contexto e a necessidade de estabelecer uma modelo de desempenho para este professor, de tal forma que suas funções sejam diferenciadas das do treinador de esportes e do professor de educação física.

    Unitermos: Professor. Iniciação ao esporte. Avaliação de desempenho.

 

Lecturas: Educación Física y Deportes, Vol. 22, Núm. 237, Feb. (2018)


 

Introducción

 

    La iniciación deportiva ha sido conceptualmente definida por varios autores, dentro de los que destacan Romero (2001), Hernández (1986 y 2001) y Blázquez (1986 y 1999), todos de procedencia española, mientras que en Cuba, destacan en este tema Navarro (2001), Romero (1997) y Mozo (2011). En todos estos estudios relacionados con la iniciación deportiva se manifiestan limitaciones, ya que no se le da tratamiento al desempeño del profesional que ejerce en ese nivel organizativo del deporte cubano.

 

    Hablar de iniciación deportiva en Cuba desde la perspectiva del desempeño del profesor encargado de la misma es algo complejo, por la tendencia tan arraigada del campeonismo que ha prevalecido en nuestra sociedad en todos sus contextos (Flix, 2012), desde la familia hasta los propios profesores deportivos y sus directivos.

 

    Al respecto son varias las investigaciones y estudios que se han realizado internacionalmente y fundamentalmente en España. En Cuba son pocos los autores que se han dedicado a la investigación de este proceso pedagógico, lo cual ha estado motivado por la tendencia a concebirla como entrenamiento deportivo dirigido al logro de un resultado, y no como un proceso de enseñanza aprendizaje dirigido a preparar al niño para la vida en primera instancia, tal es el caso del libro La Iniciación Deportiva y la Planificación del Entrenamiento, del Lic. Silvio Navarro Falgón (Navarro, 2007), donde se hace toda una completa exposición de cómo planificar el entrenamiento en la iniciación deportiva, pasando por alto las diferencias entre uno y otro proceso, las cuales parten desde sus objetivos.

 

    Por su parte Romero Frómeta (2008) en su Compendio Temático Electrónico: El proceso del entrenamiento deportivo. Concepto y Metodología, hizo un analisis detallado de la iniciación deportiva, con la particularidad de que no se contextualiza dicho estudio a las condiciones de la realidad cubana; sin embargo, se aborda de manera minuciosa los componentes de la iniciación como proceso pedagógico. Este autor en la mencionada obra reconceptualiza a la iniciación deportiva, y la define como “el período que demora un principiante en apropiarse, de los fundamentos morfofuncionales y técnico-tácticos básicos de un deporte" (Romero y González, 2006). De igual manera incursiona en las particularidades del proceso, sus objetivos, contenidos, métodos, medios y evaluación, no obstante no logra alejarse de la intención de concebir a la iniciación deportiva como un fin para el entrenamiento, y no precisamente como un medio de formación integral del niño.

 

    Becali Garrido & Romero Esquivel (2014) en su obra Metodología del Entrenamiento Deportivo, La Escuela Cubana, sobre las particularidades del entrenamiento deportivo de los niños que inician en la práctica de un deporte, desde este propio enunciado ponen de manifiesto grandes limitaciones cognoscitivas sobre la iniciación deportiva como proceso pedagógico, lo conciben como parte del entrenamiento, y es ahí precisamente, donde se produce las interpretaciones erróneas del personal encargado de ejercer en este nivel de no comprender su misión, de no identificarse con los objetivos de la iniciación deportiva, de aplicar métodos y medios utilizados en la preparación de deportistas mayores en fin de concebir al niño como un adulto en miniatura.

 

Por otra parte, una optimización del proceso de selección de talentos para un entorno tan específico como el cubano, no solo en la iniciación, si no inclusive en el alto rendimiento, es abordado por Suárez, & Calero (2007) en sus estatutos para el control del rendimiento deportivo del voleibol cubano, y en Calero, & Suárez (2005) y Calero (2012), ambos para el voleibol, en donde el proceso de detección, selección y seguimiento deportivo utiliza en la práctica un modelo agresivo que incluye factores socioculturales y morfofuncionales por perspectivas relacionadas con cada rango etario para lograr altas selecciones deportivas, aunque solo centrado en el resultado de la selección en parámetros exclusivos del practicante y su familia, no así de las condiciones del entrenador como pedagogo, aunque incluye aspectos de interés como las motivaciones sobre todo de índole económicas del entrenador deportivo en función de las necesidades de la Federación Cubana de voleibol como rectora del deporte en el país, tal y como se evidencia en Morales & Taboada (2011). Por tal motivo, el paper establece como proposito reflexionar acerca del tratamiento que se le ha venido dando a la iniciación deportiva en Cuba y específicamente al profesor encargado de la misma.

 

Particularidades de la iniciación deportiva en Cuba

 

    Cuba ha adolecido de una teoría de la iniciación deportiva, contextualizada a sus características, a sus condiciones, a la estructura del sistema educacional y deportivo cubano, de manera que refleje sus particularidades, ya que no se asemejan a las de España, ni a las de ningún otro país.

 

    En el XXVII Seminario Nacional de Preparación del curso 2015-2016 se plantea que, las Direcciones Municipales de Deportes en un futuro cercano están previsto que tengan mayor independencia y descentralización en sus decisiones. En tal sentido, el sistema deportivo municipal tendrá subordinada a la formación deportiva inicial como uno de sus procesos sustantivos.

 

    De la misma forma se declara que el encargo social de este organismo deportivo cubano es la impartición de la Educación Física y la formación de atletas, a través del sistema que va desde el área deportiva hasta las Escuelas Nacionales.

 

    Es evidente en este documento normativo, que no existe una identificación del sistema deportivo cubano con la iniciación deportiva como proceso intermedio entre la educación física y el deporte escolar competitivo, constituyendo esta la principal limitante en el estudio de este proceso desde el contexto de Cuba.

 

    Según el Convenio de trabajo establecido entre la dirección del Sistema Deportivo Cubano y el Ministerio de educación, en Cuba la Educación Física y el Deporte para Todos forman parte del currículo escolar (Torre Ramos, Palomares Cuadros, Castellano Pulido, & Pérez Pérez, 2007), se atienden de forma sistemática y se desarrollan actividades tales como los proyectos A Jugar, festivales de habilidades y capacidades, composiciones gimnásticas, gimnasia aerobia, la conformación de equipos y práctica de los deportes incluidos en el calendario escolar de competencias, así como otras actividades de acuerdo con los gustos y preferencias de niños, adolescentes y jóvenes.

 

    Se especifica en dicho convenio que “la Educación Física se imparte en todos los grados de la Educación General Politécnica y Laboral (desde 1º a 12º grado) y demás instituciones escolares del Sistema Nacional de Educación, por lo tanto, todos los estudiantes realizarán las clases de Educación Física”.

 

    Se señala que “después de las 4:20 p.m. para Primaria continua la práctica deportiva, utilizándose los terrenos de los centros escolares o de los combinados deportivos”. Puntualiza que “es responsabilidad de los profesores deportivos el traslado de los estudiantes hacia los combinados deportivos así como el regreso a sus centros escolares”.

 

    En este sentido refiere que “en cada centro escolar se atenderán a los estudiantes con perspectiva deportiva que cumplan las normativas en los deportes motivo de estudio como: el Atletismo, Baloncesto, Voleibol, Fútbol y el Béisbol, así como aquellos que forman parte de la Estrategia del Deporte Cubano.

 

    Aclarándose que “el claustro de profesores se asegurará por el INDER en cada territorio y que en la Educación Primaria, se creará una Escuela de Referencia Deportiva por municipio, aprovechando los centros docentes cercanos a las instalaciones deportivas con condiciones especiales en los deportes de edades tempranas como Clavados, Gimnasia Artística, Gimnasia Rítmica, Natación y Nado Sincronizado. De igual forma se declara que “la matrícula debe abarcar hasta el 40 % del total estudiantes del centro. El resto de los alumnos que no estén incorporados a estos deportes, participarán en las clases de Educación Física y el Deporte para Todos”.

 

    Por su parte los profesores deportivos hacen su selección inicial de aquellos niños que mayores potencialidades muestran para la práctica de su disciplina deportiva y los incorporan a las respectivas áreas de deporte, formando parte de su matrícula. Para ser seleccionado para el área el niño o niña tiene que reunir una serie de requisitos excluyentes que le otorgan la aptitud para la práctica de ese deporte, pero, y ¿dónde quedan aquellos niños que con motivación, vocación, voluntad y deseos para practicar ese deporte y no es admitido por no reunir las condiciones físicas? A raíz de este análisis llegamos al planteamiento de una serie de cuestionamientos que nos permitirán aproximarnos a una contextualización de la iniciación deportiva en Cuba:

  • ¿A qué se le denomina iniciación deportiva en Cuba?

  • ¿Cuáles son los objetivos de la iniciación deportiva en Cuba?

  • ¿Qué sujetos tienen acceso a esa Iniciación deportiva?

  • ¿Bajo qué normas, regulaciones o marco jurídico se establece la estructura y funcionamiento de la Iniciación deportiva en Cuba?

    Las respuestas a estas preguntas pudieran llevarnos a interpretar de una mejor manera las particularidades de este proceso en nuestro país, lo que queda claro hasta aquí derivado de esta reflexión es que el tiempo que se le dedica a la iniciación dentro del proceso de formación deportiva en Cuba, no se ajusta a las exigencias que se le está demandando a los distintos sistemas educativos y deportivos en el mundo, o sea una Iniciación deportiva que esté dirigida a la enseñanza aprendizaje de habilidades motrices, al desarrollo de capacidades físicas, a la formación integral del niño y a su preparación, no para alcanzar un resultado deportivo, sino para la vida.

 

Objetivos de la iniciación deportiva

 

    Carratalá Deval (2011) considera que la iniciación deportiva debe tener una orientación “en las que el iniciante sea el centro del aprendizaje, con un marcado carácter educativo, en la que se potencie la adquisición de valores”.

 

    Por su parte Navarro (2007) asume que “el objetivo principal de toda formación deportiva, en la que incluimos la iniciación, es la de contribuir al mejor desarrollo general de los jóvenes deportistas y conseguir que, en función de su talento y capacidad de trabajo, alcancen las mejores prestaciones deportivas en el momento oportuno, sin precipitar los acontecimientos”.

 

    Continua destacando la propia autora que “los objetivos más importantes que se deben buscar con la práctica deportiva en esta etapa son:

  1. Aprendizaje de los elementos técnicos y reglamentarios.

  2. Experimentar la participación en las competiciones.

  3. Contribuir a la formación motriz y educación integral de los alumnos.

  4. Captar posibles talentos y encauzar su futuro deportivo”. (Navarro, 2007)

    Al respecto Mozo Cañete (2011) ratifica “la concepción del deporte como medio educativo, es decir orientado enfáticamente a coadyuvar a la formación integral de niños y niñas, a través de las actividades deportivas, desligándose en tal sentido de la exacerbada importancia por el resultado competitivo, para concentrarse en el empleo de una serie de recursos metodológicos que viabilicen la manifestación de un aprendizaje significativo en forma global y a su vez la asunción de conductas sociales equivalentes con los requerimientos de la sociedad donde estos se desenvuelven”.

 

    Se puede observar en todos estos criterios de los autores aquí destacados, que existe una clara definición de los objetivos de la iniciación deportiva, sin embargo contrasta con las consideraciones que son manejadas por autores del patio, donde se vincula el termino de preparación deportiva con la iniciación y no se logra percibir que este proceso se diferencia del entrenamiento deportivo, precisamente a partir de sus objetivos. Queda claro como concepto que la iniciación deportiva y los resultados deportivos estan reñidas en la practica y no debe existir identificación entre ellos.

 

El profesor, factor determinante en la iniciación deportiva

 

    ¿Entrenador, entrenador deportivo, director técnico, profesor de deportes, técnico deportivo? ¿Cómo denominarle al educador que se encarga de la iniciación deportiva escolar? Uno de los aspectos que merece su tratamiento en este estudio y específicamente en este epígrafe es precisamente definir conceptualmente cómo denominar al profesional que ejerce en la Iniciación deportiva? ¿Por qué al cabo de tanto tiempo de práctica pedagógica deportiva en Cuba, es ahora que surge esta dicotomía.

 

    ¿Quién es el entrenador deportivo y cuál es su responsabilidad ante el proceso pedagógico que dirige?

 

    El ser técnico deportivo de niños/as juegan un rol central y crítico en la iniciación deportiva, pero también pueden tener una influencia significativa en el desarrollo social y personal del deportista. “El entrenador deportivo indudablemente no es solo un educador físico, además de velar constantemente por el mejoramiento de las normas deportivas de sus atletas, le corresponde incidir en el desarrollo de integral de su personalidad” (Cortegaza Fernandez, Hernández Prado, & Hernández Souza, 2003).

 

    Hechevarría Urdaneta (2008) plantea que “el entrenador deportivo es el técnico, es el maestro, es el pedagogo que dirige todo el proceso de preparación y competencia de los deportistas para lo cual estructura su actividad pedagógica de proyección o construcción, organizativa y comunicativa, además de ser el que toma las decisiones. Muchas veces es llamado director técnico del equipo deportivo”.

 

    Más adelante continúa señalando la citada autora que “es un educador que a través de su plan de entrenamiento organiza todas las sesiones de acuerdo con el tiempo disponible para cumplir objetivos precisos, ya sea del equipo deportivo como individual”.

 

    En la definición de este concepto, se utiliza el término de entrenador deportivo, para referirse precisamente a la persona encargada de conducir el proceso de preparación de un deportista, cuyo propósito es alcanzar un resultado en la competencia para la cual se viene preparando, o el encargado de conseguir en el atleta el más alto nivel de su rendimiento, sin embargo en los últimos tiempos a esta misma persona responsabilizada con la iniciación deportiva de los niños en edad escolar se le viene denominando (Profesor deportivo), para acercar mucho más el término a la función educativa o pedagógica que con mayor acento debe caracterizar su desempeño en el cumplimiento de los programas de enseñanza de cada una de las disciplinas deportivas, de ahí la importancia de reconceptualizarlo ante un contexto más equilibrado y armónico entre lo educativo y lo deportivo.

 

    Se define entonces como Profesor deportivo al “pedagogo que dirige todo el proceso educativo de formación del individuo por medio del conocimiento y la práctica de una actividad física reglada, con un perfil lúdico y recreativo, que contempla un posible futuro rendimiento a medio y largo plazo, asegurando una correcta orientación educativa del deporte y una adecuada formación de los niños que participan en su iniciación”.

 

    Por lo tanto este profesor se debe encargar de conducir los procesos de instrucción y de formación integral de la personalidad del individuo, a través del desarrollo de las capacidades físicas e intelectuales, además de las habilidades motrices básica y deportiva, influyendo igualmente de manera positiva en la conducta social de éste., por lo que su perfil debe ser más pedagógico que deportivo.

 

Perfil del desempeño del profesor deportivo en la iniciación

 

    La figura del profesor de la iniciación deportiva en nuestro país, no tiene un perfil profesional propio, entre otras razones porque este proceso carece de identidad, de estructura y del correspondiente reconocimiento institucional. En la docencia de este profesor interactúan de manera simultánea grupos cuya matrícula la conforman niños iniciantes y niños continuantes en el deporte, lo cual provoca una gran heterogeneidad en el cumplimiento de las actividades que se planifican y que se ejecutan en el proceso de enseñanza-aprendizaje de las habilidades motrices deportivas propias de cada especialidad. El “deporte para todos”, no está en función de la preferencia del niño, sino de las posibilidades de ofertas de la escuela y del combinado deportivo. Alrededor de esta problemática interactúa, se desempeña y se evalúa el profesor deportivo en nuestro territorio.

 

    En una reciente investigación desarrollada por este autor en la provincia Sancti Spíritus, se llevó a cabo un diagnostico que abarcó una muestra de 50 profesores que se desempeñan en la iniciación deportiva en los 8 municipios de la provincia, de ellos el cien por cien son Licenciados y con una experiencia laboral de 10 años, la selección de esta muestra se hizo de manera intencional, bajo el principio que fueran graduados universitarios y con una experiencia profesional superior a los 5 años, de manera que su criterio garantizara una mayor profundidad en el análisis, a los mismos se le aplicó una encuesta de 13 preguntas, las cuales pretendían conocer las funciones de su desempeño, así como la forma en que posteriormente eran evaluados por sus directivos. De igual manera se consultaron los documentos normativos del trabajo de estos profesores, se revisaron sus evaluaciones y se entrevistaron 10 directivos, los resultados obtenidos indican los siguiente.

 

    La evaluación del desempeño profesional del profesor encargado de la iniciación deportiva, en la muestra seleccionada, no se ajusta a las exigencias que actualmente se le plantea a este nivel, pues se prioriza el resultado y no el desempeño del docente en el proceso de enseñanza de las habilidades y la formación integral de los niños.

 

    En dichas evaluaciones se hace más énfasis en lo deportivo que en lo educativo, sin considerar que uno de los encargos de la iniciación deportiva precisamente es el carácter educativo que tiene que tener este proceso, en aras de lograr la formación integral de los principiantes.

 

    Se pudo apreciar que los documentos normativos establecidos para el trabajo del profesor en la iniciación deportiva, no garantizan que la evaluación hoy constituya un instrumento que estimule el mejoramiento profesional de los mismos.

 

    En la revisión bibliográfica llevada a cabo en esta temática se pudo constatar que una de las carencias que se plantea hoy dentro de la iniciación deportiva en Cuba, está en la no definición de las funciones del profesor en correspondencia con los objetivos de este proceso, sin mezclarlos con objetivos que son propios del deporte de rendimiento. O sea se hace necesario establecer dimensiones e indicadores derivados de las funciones de los profesores deportivos de la iniciación, que permitan definir el modo de actuación de este profesional, por lo tanto lo anterior sugiere la siguiente interrogante ¿Cómo se define el Modo de actuación profesional de los Profesores deportivos que ejercen en la Iniciación?

 

    Remedios González (2007) define el modo de actuación de los Profesores universitarios a partir del establecimiento de tres funciones fundamentales:

  1. La función-docente metodológica.

  2. La función de orientación educativa.

  3. La función investigativa.

    De igual manera lo conceptualiza planteando que es “el sistema de acciones que realiza el docente vinculadas a las funciones: docente-metodológica, orientación-educativa e investigativa y las relaciones entre ellas; con el fin de formar de manera continua profesionales de la educación, mediante el que se modela una ejecución y se expresan los niveles de motivación, el sistema de conocimientos, habilidades, hábitos y capacidades alcanzados, como manifestación de su propia identidad profesional.”

 

    Asumiendo este concepto como referente se puede establecer en futuros estudios sobre este tema una aproximación al concepto de Modo de actuación profesional de los Profesores deportivos que ejercen en la Iniciación.

 

    En una proyección teórica similar Hechevarría Urdaneta (2008) hace una acercamiento a los estándares de calidad del entrenador deportivo y el profesor de educación física, con las limitaciones que anteriormente ya se le ha señalado a estos estudios, en dicho trabajo se plantea que “estos estándares sirven de guía orientadora de la acción formativa y de superación” refiere mas adelante que “un estándar tiene varios indicadores, cada uno debe representar de manera coherente las diferentes dimensiones en que es posible valorar el referido estándar’.

 

    Más adelante señala que “para que puedan contribuir a valorar los estándares deben ser precisados y darles el valor que les corresponde desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo, o sea, categorial y/o matemático”.

  1. Estándar e indicadores desde el marco pedagógico.

  2. Estándar e indicadores desde el marco de la especialidad.

  3. Estándar de calidad e indicadores desde el marco investigativo.

  4. Estándar e indicadores desde el marco de la competencia profesional.

    Se considera que esta propuesta constituye una importante aproximación a lo que en el futuro se pudiera llegar a establecer para los profesores deportivos que ejercen en la iniciación, pensando en las nuevas tendencias que están caracterizando a este proceso pedagógico.

 

    Consecuentemente con lo anterior, los estudios que hoy se llevan cabo a través del Proyecto “La iniciación deportiva escolar. No solo Medallas”, por parte de la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Sancti Spíritus, procura definir un modelo de desempeño para el profesor que ejerce en la iniciación deportiva, con el propósito de servir de referencia en un futuro cercano para la elaboración de la evaluación de estos profesionales.

 

Conclusiones

  • La iniciación deportiva como proceso carece del reconocimiento necesario por parte del sistema deportivo cubano, lo cual provoca carencias y limitaciones en la conceptualización de términos asociados al mismo, así como en la definición de un perfil de desempeño que se ajuste a las exigencias de este nivel de enseñanza del deporte.

  • La evaluación del desempeño de los profesores que ejercen en la iniciación deportiva, adolecen del adecuado balance que debe existir entre el componente educativo y el instructivo.

  • Considerando la importancia del profesor en la iniciación deportiva, se requiere de cambios necesarios en el enfoque de su evaluación, de manera que la exigencia por alcanzar resultados deportivos no prevalezca sobre el desempeño profesional.

Referencias

 

    Becali Garrido, A. E., & Romero Esquivel, R. J. (2014). Metodología del Entrenamiento Deportivo. La Escuela Cubana. La Habana: Deportes.

 

    Blázquez, D. S. (1999). La Iniciación Deportiva y el Deporte Escolar. Barcelona: INDE.

 

    Blázquez, D (1986). Iniciación a los deportes de equipo. Barcelona: Ediciones Martínez Roca, S.A.

 

    Calero, S. (2012). Aportes prácticos de la Escuela Cubana de Voleibol al proceso de selección de talentos. In Conferencia especializada impartida en la I Jornada Científica de la Cultura Física, el Deporte y la Recreación, Granma, Cuba.

 

    Calero, S., & Suárez, T. (2005). La evaluación de las categorías escolares: Según objetivos pedagógicos de la Escuela Cubana de Voleibol. La Habana: Federación Cubana de Voleibol.

 

    Carratalá Deval, V. (2011). El Perfil Formativo del Técnico Deportivo en Edad Escolar. II Congreso de Deporte en edad escolar, Universitat de Valencia, Valencia.

 

    Cerezo, C. R. (2004). Argumentos sobre la formación inicial de los docentes en educación física. Profesorado, revista de currículum y formación del profesorado, 8(1), 1-20.

 

    Cortegaza Fernández, L., Hernández Prado, C.M. y Hernández Souza, J.R. (2003) ¿Soy realmente un buen profesor de educación física o entrenador deportivo? Facultad de Cultura Física. Universidad de Matanzas, Cuba.

 

    Flix, X. T. (2012). El deporte contra la educación física. Un siglo de discusión pedagógica y doctrinal en la educación contemporánea. Movimiento humano (4), 73-98.

 

    Hechevarría Urdaneta, M. (2008). Lo que todo entrenador deportivo o director técnico debe saber hacer. La Habana: Deportes.

 

    Hernández Moreno J. (2000). La Iniciación a los deportes desde su estructura y dinámica. Aplicación a la Educación Física Escolar y al Entrenamiento Deportivos. Barcelona: INDE Publicaciones.

 

    Morales, S., & Taboada, C. (Mayo de 2011). Acciones para perfeccionar la selección de talentos del voleibol en los programas cubanos de deporte escolar. Lecturas: Educación Física y Deportes, 16(156), 1-6. http://www.efdeportes.com/efd156/perfeccionar-la-seleccion-de-talentos-del-voleibol.htm

 

    Mozo Cañete, L. D. (Diciembre de 2011). Iniciación deportiva: reflexiones y propuestas. Lecturas: Educación Física y Deportes, 16 (163), 1-10. http://www.efdeportes.com/efd163/iniciacion-deportiva-reflexiones-y-propuestas.htm

 

    Navarro Falgóns, S. (2007). La Iniciación Deportiva y la Planificación del Entrenamiento. La Habana: Editorial Deportes.

 

    Navarro, S. (2007). La iniciación deportiva y la planificación del entrenamiento. La Habana: Editorial Deportes.

 

    Remedios, J. M. (2005). Desempeño, creatividad y evaluación de los docentes en el contexto de los cambios educativos de la escuela cubana. La Habana: Pedagogía.

 

    Romero, E., (1997) La selección en el deporte. Disertación en la Facultad de Cultura Física de Santiago de Cuba. La Habana, ISCF (SC).

 

    Romero, E. y González, S. (2006). Particularidades de la Iniciación Deportiva. Compendio Temático Nº 5. Quito: ESPE.

 

    Romero Frómeta, E. (2008). Compendio Temático Electrónico: El proceso del entrenamiento deportivo. Concepto y Metodología. La Habana: Registro CENDA: 3064.

 

    Suárez, C., & Calero, S. (2007). El Sistema de Información del Voleibol Cubano. Curso impartido en la Facultad de Cultura Física “Nancy Uranga Romagoza” de Pinar del Río. Federación Cubana de Voleibol. Pinar del Río, Cuba

 

    Romero, S. (2001). Formación deportiva: nuevos retos en educación (1ª ed.). Sevilla, España: Universidad de Sevilla.

 

    Torre Ramos, E., Palomares Cuadros, J., Castellano Pulido, R., & Pérez Pérez, D. M. (2007). La Expresión Corporal en el currículo del sistema educativo de la República de Cuba: Estudio de las necesidades en la formación inicial. Retos. Nuevas tendencias en Educación Física, Deporte y Recreación (11).


Lecturas: Educación Física y Deportes, Vol. 22, Núm. 237, Feb. (2018)